miércoles, 15 de marzo de 2017

DIPSI y BQ se alían para producir corazones de ensayo para los cirujanos

¡El BioTEI Lab sigue dando sus frutos! Y es que uno de los cinco proyectos que participaron en este programa de formación y aceleración, que se desarrolló durante los últimos meses de 2016 (octubre-diciembre) en el CAIT-UPM, acaba de iniciar una alianza con BQ, tecnológica que por cierto recibió el Premio actúaupm 2014.

El proyecto, promovido por el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla contempla una solución innovadora en el área de biomodelos de corazón personalizados, utilizando impresión 3D, aplicada a intervenciones de cirugía cardíaca y en pacientes con malformaciones congénitas, que reproduce la anatomía del corazón y simula las condiciones reales en las que se llevan a cabo estos procedimientos. 


Y en este caso, la alianza con BQ, que más allá de los smartphones, está tratando de abrir nuevas vías de mercado hacia campos como la robótica o la impresión 3D, permitirá producir corazones de ensayo con cardiopatías congénitas severas, con el objetivo de ayudar a los cirujanos a preparar sus intervenciones, optimizando los resultados antes de la operación. Todo ello gracias a la tecnología desarrollada por el hospital madrileño y por uno de los productos estrella de BQ: la impresora Witbox 2.  Ya que a partir de las imágenes obtenidas de los TAC y resonancias magnéticas, se consigue recrear fielmente la forma única de los órganos, que se examinan por el equipo médico en el ordenador y se imprimen después para su examinado en detalle.

Es importante tener en cuenta que no hay dos corazones iguales y el estudio en profundidad de su estructura anatómica, cavidades, tamaño y conexión de vasos permite reducir el margen de error, incrementando la precisión quirúrgica y reduciendo con ello los tiempos de cirugía. Actualmente, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla cuenta ya con tres impresoras Witbox 2, dos de ellas adquiridas por proyectos de financiación, y una de ellas donada por BQ a finales del pasado año. 

Próximos pasos
La impresión 3D ha permitido al hospital realizar cerca de 1.700 reconstrucciones virtuales de pacientes. Además, desde el año 2001 se han creado piezas para la planificación quirúrgica de más de 400 casos distintos. 

Pero el objetivo es seguir avanzando e ir logrando nuevos hitos que ayuden a que la investigación biomédica y los avances tecnológicos sigan dando pasos juntos para mejorar la calidad de vida de las personas. Y eso pasa en primer lugar por extender el uso de la impresión 3D aplicada a las intervenciones quirúrgicas a otros hospitales para que cualquiera pueda disponer de ellas sin tener que recurrir a un proyecto de financiación. 

El BioTEI Lab
El EIT-Health Biomedical Technology Entrepreneurship and Innovation Lab (BioTEI Lab), que se puso en marcha por el Centro de Apoyo a la Innovación Tecnológica (CAIT-UPM) y contó con el apoyo de la Fundación para la Innovación y Prospectiva en Salud (FIPSE), se lanzó con el objetivo de promover la investigación en el ámbito de la salud y el bienestar, así como facilitar la transferencia al mercado y a la sociedad de los resultados de investigación de un total de cinco proyectos en salud procedentes de Madrid, Sevilla y Valencia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada